La chapuza de Valverde para reemplazar a Verratti en el Barça

stop

Messi y los pesos pesados corrigen al nuevo entrenador

André Gomes todavía no se ha ganado al vestuario | EFE

16 de julio de 2017 (16:03 CET)

Allá donde fueres, haz lo que vieres. Esta máxima es muy aplicable al FC Barcelona y a su recién llegado nuevo entrenador. Primero debe adaptarse: oír, ver y callar.

Ernesto Valverde dará una rueda de prensa este lunes (12:30 horas) junto a Robert Fernández para hablar sobre la plantilla. Uno de los temas más preguntados será el fichaje para el medio campo.

Marco Verratti es el gran deseado. Pero en los últimos días vienen sonando otros nombres top como Dele Alli, Coutinho o Ander Herrera, y algunos que no seducen demasiado: Paulinho y Seri.

Mientras la dirección deportiva sigue rastreando el mercado, hay voces desde el Camp Nou que lanzan un mensaje de tranquilidad: "Tenemos a Sergi Roberto".

Al parecer, Valverde habría pensado en el canterano para regresar a su posición, como interior, y suplir esta carencia. Desde luego, ya no jugará como lateral derecho tras el fichaje de Semedo.

Sin embargo, en el vestuario azulgrana no comulgan con esta teoría. Roberto es un jugador muy valorado, pero sirve para lo que sirve.

Roberto no es la solución

Si bien tiene buena técnica, hábil conducción y una cierta vocación ofensiva, todavía está lejos de representar el rol de interior del Barça. La imagen que viene a la cabeza es Xavi Hernández.

Nadie como Verratti en estos momentos se parece tanto a Xavi. Por ello es el gran deseado. Porque ofrece mucho de lo que aportaba el genio egarense, aunque las comparaciones son odiosas.

La plantilla ve a Sergi Roberto como un jugador polivalente que estará destinado este año a dar descanso a Sergio Busquets. El de Badía lleva muchos partidos en las piernas.

En año de Mundial y tras tantas temporadas a tope, este año debe rebajar un poco su cuota de minutos. Suele ser el jugador más utilizado junto a Messi y el portero.

La perfección de Busquets

Roberto es en estos momentos el jugador que mejor puede suplir a Busquets, ya que ni André Gomes ni Mascherano terminan de asumir ese doble rol tan perfecto: destructor y creador.

Valverde tendrá su momento, pero en estos primeros compases ya le avisaron que había decisiones de club tomadas. Una era contratar a un lateral derecho. La otra, fichar a un centrocampista titular.