Honda calla un secreto de Valentino Rossi que destroza a Marc Márquez

stop

El piloto catalán se enfrenta a su mayor enemigo en MotoGP

Valentino Rossi y Marc Márquez, juntos pero no revueltos | EFE

14 de julio de 2017 (19:46 CET)

Marc Márquez tira balones fuera cuando le preguntan sobre su futuro en Honda. Sobre sus aspiraciones en MotoGP. Sobre el impacto mediático de sus victorias y campeonatos. 

Siempre con la cabeza amueblada, y con una amplia sonrisa por bandera, Márquez lucha por alcanzar algún día y superar, si es posible, los logros de Valentino Rossi. No es tarea fácil. 

Cada vez que gana,  se encargan de recordarle que nunca será Rossi. Que el impacto que tienen las victorias y títulos del piloto italiano están a años luz de los que Márquez puede generar. Lo tienen claro hasta en Honda

La marca japonesa ha ganado tres de los cuatro últimos Mundiales de MotoGP gracias al de Cervera. También triunfó en 2011, con Casey Stoner.

Guerra japonesa

Honda le está ganando la partida a Yamaha. Le está comiendo la moral a un equipo supuestamente superior. Pero sus directivos y técnicos reconocen que la etapa de oro de Honda fue con Valentino Rossi como piloto.

Márquez es la gran apuesta de Honda. El piloto de Cervera, de 23 años, ya suma cinco títulos y va camino de levantar el sexto. Aspira a igualar o superar los nueve de Rossi. El catalán, sin embargo, no tiene el carisma del italiano.

El Doctor sigue siendo el piloto más mediático. El que mueve más dinero. El que tiene más seguidores en todo el mundo. El rey absoluto del motociclismo. 

El trienio mágico

Honda está encantada con Márquez, pero la marca japonesa siempre presume de los tres años mágicos de Valentino Rossi. Entre 2001 y 2003, el italiano inició su dominio en la máxima categoría del motociclismo mundial.

En 2004, sin embargo, fichó por Yamaha, equipo en el que ha ganado cuatro Mundiales más de la categoría reina (el último, en 2009).

Rossi, a sus 37 años, es la gran amenaza de Honda. El italiano todavía maldice el desenlace del Mundial de 2015 que ganó Jorge Lorenzo.

Valentino no ha perdonado la complicidad de Márquez con el balear. Hace un año cargó duramente contra el piloto de Cervera, pero siempre respetó a los directivos de Honda.