El equipo de la F1 que no le coge el teléfono a Fernando Alonso

stop

El piloto asturiano se ha marcado una fecha límite para decidir su futuro

El bombazo de Honda para Fernando Alonso | EFE

10 de enero de 2017 (20:46 CET)

En busca de coche ganador. Es el objetivo inmediato que se ha marcado Fernando Alonso. El piloto asturiano sigue con una obsesión entre ceja y ceja: ganar su tercer Mundial de la Fórmula 1.

El español quiere hacer historia, no solamente en su propio país –donde ya la hizo, al ser el único piloto nacional que ha ganado un Mundial de la F1–, sino a nivel internacional.

Si logra la tercera corona estará a la altura de su gran rival en la competición, Lewis Hamilton, y otros pocos elegidos con muchísima historia a sus espaldas.

Ayrton Senna, Nelson Piquet, Niki Lauda, Jackie Stewart, Jack Brabham también tienen tres torneos en su palmarés.

Por encima tan solo están Michael Schumacher (7), Juan Manuel Fangio (5), Alain Prost y Sebastian Vettel (4). Alonso quiere formar los siete magníficos de tres coronas.

Para ello debe conseguir un coche mejor. No descarta que sea con su actual equipo, McLaren-Honda, pero todavía no tiene la certeza. Por el momento, los avances son positivos y la confianza está intacta. Cree en el proyecto.

Tope máximo: verano de 2017

Sin embargo, Alonso es muy inteligente. El asturiano sabe que en la F1 hay muchas promesas. Sabe mejor que nadie que un día salen las cosas y al otro no. Que tan pronto funciona todo, como de repente se vuelve a estropear. Él necesita sentir esas sensaciones de ganador.

De momento se dará margen hasta mediados de la próxima temporada. Es la fecha límite que se ha puesto para decidir su futuro. Si en verano las sensaciones con McLaren son más de lo mismo, buscará acomodo en otro equipo.

Y ahora mismo sus principales opciones, por difícil que parezca, son Mercedes –pueden dar la alternativa este año al joven Pascal Wehrlein con un contrato de un solo año y 'soltarlo' si no cumple con las expectativas para dar entrada al español– y Ferrari.

Volver a la escudería de Maranello parece una auténtica locura, pero peor parecía la posibilidad de que algún día regresase a McLaren. Y bien que ocurrió. Si Ferrari tiene buena pinta, Alonso podría ser el relevo de Raikkonen.

Red Bull pasa de Alonso

La tercera vía, y posiblemente la que más le gusta al asturiano, es Red Bull. Sin embargo, la escudería austríaca no le coge ni el teléfono. Los capos tienen claro que Alonso no es su perfil.

Los motivos que llevan a Red Bull a pasar de Alonso son dos: confianza ciega en los dos pilotos actuales –Daniel Ricciardo y Max Verstappen–, con contrato en vigor, y su elevado salario.

Red Bull nunca paga tanto a sus pilotos como el resto de grandes equipos. Por ello se marchó Vettel. En cambio, Alonso es a día de hoy el piloto mejor pagado de la parrilla, justo un poco por encima del tres veces campeón del mundo Lewis Hamilton.