El capricho de niña rica de Paula Echevarría ("Si David Bustamante cuenta la verdad tiene que irse de España")

stop

La actriz cuenta con cada vez más detractores entre su entorno y fans

El capricho de niña rica de Paula Echevarría | Instagram

15 de julio de 2017 (17:45 CET)

Paula Echevarría pasa por un momento un tanto extraño. Cuesta adivinar si está triste o feliz. A juzgar por las informaciones que coparon la prensa durante su separación, todo era drama.

La ruptura con David Bustamante fue primera plana en todos los medios del corazón. Sin embargo, parece que se le ha pasado muy rápido. Se la ve llena de energía y radiante.

En los últimos días, Paula se ha dedicado a ir narrando sus vacaciones a través de Instagram. Sin duda, las redes sociales se han convertido en una gran herramienta para paliar algunos dolores.

La soledad, el desamor o una separación se llevan mejor si cada vez que publicas tu nuevo modelito tiene miles de personas a tu alrededor agasajándote. Sube la moral.

El asunto es que se están girando las tornas. Paula tiene un aluvión de seguidores en las redes sociales, pero algunos empiezan a criticarla. No encajan bien su nueva fachada.

Muchos creen que posa demasiado y que, además, hace una ostentación innecesaria del dinero que tiene: como las vacaciones que se está pegando a cuerpo de rey.

Curiosamente, las últimas fotos que ha publicado han sido tomadas, prácticamente en su totalidad, desde el hotel de lujo de Menorca en el que se hospeda o desde la playa que hay frente al hotel: el Melià Cala Galdana. La suite sale a 800 euros por noche. 

La habitación mide 180 metros cuadrados -de los que 105 son de solárium- y entre otros lujos incluye jacuzzi en la terraza, acceso al exclusivo solárium de Cape Nao Beach Club con su infinity pool o botellas de agua "especiales para dormir".

Como si de un reportaje patrocinado se tratase (quizás así es), Paula ha radiado cada momento dentro del hotel, como si estuviese en el paraíso. Algo que no ayuda a Bustamante, 12 kilos más gordo desde que lo dejaron.

Ella, además, sigue pensando en él y demostrándole gestos de cariño que, probablemente, se le claven como puñales. El último, su vídeo cantando una canción de David.

"Si Bustamante cuenta la verdad, tiene que irse de España", asegura un usuario sobre Paula en las redes. Creen que se está pasando con los caprichos de niña rica.