Dybala suelta pestes de Messi

stop

El compatriota del barcelonista no quiere verlo ni en pintura

Paulo Dybala no quiere pasar junto a Messi ni un minuto | EFE

17 de febrero de 2017 (10:41 CET)

Quiere jugar en el Real Madrid. ¿Leo Messi? Ni en pintura. El delantero de la Juventus de Turín Paulo Dybala no quiere saber nada del crack argentino.

El atacante de Laguna Larga es el gran deseado entre los equipos más poderosos. Es la sensación de Europa. Acumula ocho goles y cinco asistencias en 24 partidos disputados esta temporada. Es un jugador clave para que los bianconeri sigan encabezando el Calcio y esté a punto de sumar el sexto Scudetto consecutivo.

El club transalpino sabe que no lo podrá retener durante mucho tiempo y ya puso precio de salida a la subasta por su traspaso.

Empieza la puja

125 millones de euros tendrá que pagar, como mínimo, el que quiera llevárselo. La única manera de abaratar el coste sería con la presión por parte del jugador hacia su propio club.

Es lo que hizo el jugador. Expresó sus deseos a los responsables de la entidad italiana. Tiene decidido donde quiere estar en el futuro.

La tentación del Madrid es muy grande y la opción gana enteros en la psique del futbolista. No solo por ser la entidad más grande de Europa. En Concha Espina supieron que Messi tiene gran parte de culpa.

No a Messi

Dybala no quiere jugar con Leo. Conoce su poder en el FC Barcelona. El delantero Juventino rechaza vivir a la sombra del de Rosario.

Tampoco quiere ser un Neymar al servicio del azulgrana. Ya lo sufre con en la albiceleste. Y no pasará por lo mismo en su propio club. 

Así lo aseguran fuentes cercanas al Real. Confirman que el club tanteó al jugador y que este fue contundente. Elegiría al Madrid con los ojos cerrados. En la capital tendría la independencia necesaria para competir de tú a tú con Messi.

El Madrid es el único club a nivel mundial que podría darle la proyección mediática suficiente para colocarse a la altura del cinco veces Balón de Oro y competir por el galardón. Además, Paulo, explican desde el Madrid, tiene una obsesión mayor: ganar la Liga de Campeones. Y el Real las colecciona.

La última demostración de sus pretensiones ocurrió el pasado miércoles después de la remontada de los blancos sobre el Nápoles. El futbolista le dio un 'Me gusta' a una fotografía colgada por Cristiano Ronaldo del partido. En ella se ve al luso celebrar el gol de Kroos junto al alemán. Blanco y en botella...