Cibeles y Neptuno, 'blindadas' ante una posible celebración

stop

Más de un millar de agentes velarán por la seguridad de los madrileños

La Cibeles, vallada y solitaria | Diario Gol

24 de mayo de 2014 (12:31 CET)

Las fuentes de Neptuno y Cibeles serán protegidas con una valla perimetral en previsión de las celebraciones que tendrán lugar tras la final de la Champions, que enfrentará al Real Madrid con el Atlético, a lo que se unirá que la Policía municipal establecerá filtros para impedir el paso a las plazas con botellas o cualquier otro elemento potencialmente peligroso.

La Junta de Gobierno, presidida por la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha diseñado el dispositivo de seguridad, en el que si el Real Madrid gana la Champions lo celebrará con la afición el domingo 25 desde las 20 horas y si lo hace el Atlético será el lunes 26.

Itinerarios desvelados

La caravana merengue partirá del estadio Santiago Bernabéu para bajar por el paseo de la Castellana y el de Recoletos hasta la Plaza de Cibeles. De vuelta, el itinerario será al contrario. Habrá cortes de tráfico y desvíos a lo largo del trayecto al paso de la comitiva.

En el caso de que el Atlético de Madrid gane la final de Lisboa, el equipo rojiblanco lo festejará con sus aficionados el lunes con una ruta que comenzará en el Vicente Calderón y que continuará por el paseo de los Melancólicos, Pirámides, paseo de las Acacias, glorieta de Embajadores, ronda de Valencia, ronda de Atocha, glorieta del Emperador, Carlos V, paseo del Prado, plaza de Cánovas del Castillo y a la inversa en la vuelta. Quedará además prohibido el estacionamiento en el aparcamiento de superficie de la plaza de Neptuno.

Dispositivo de seguridad

Un total de 700 policías nacionales, 360 policías municipales, 130 efectivos del Samur-Protección Civil y decenas de trabajadores de seguridad privada del Real Madrid y del Atlético vigilarán las celebraciones programadas por el ganador de la Liga europea de Campeones.

Así lo han dispuesto en una reciente reunión celebrada en la Delegación del Gobierno en Madrid, en la que han participado mandos de la Jefatura Superior de la Policía Nacional de Madrid, de la Guardia Civil y del Ayuntamiento, han informado a Europa Press fuentes del departamento que dirige Cristina Cifuentes.

El dispositivo de la Policía Nacional estará formado por un número importante de agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP), así como funcionarios de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR), Unidad de Caballería, motocicletas y guías caninos.

Los agentes nacionales, junto con los agentes municipales y los efectivos del Samur-Protección Civil se desplegarán en los entornos exteriores de ambos estadios, que abrirán sus puertas en la tarde del sábado para ver el partido, en las fuentes donde celebrar los triunfos ambos clubes una vez termines los encuentros y en los fastos oficiales de ambos equipos.

Además, unos 600 vigilantes de seguridad del Real Madrid trabajarán el sábado y 900 el domingo, si gana la Copa europea este equipo. Por su parte, el club rojiblanco podrán 300 guardias de seguridad.