Lo que dijo James Rodríguez al ser sustituido en su último partido con el Real Madrid en el Bernabéu

La confesión más dura de james Rodríguez al ser sustituido en el partido ante el Sevilla | EFE

La confesión más dura del jugador colombiano

Por Diego Castro
16/05/2017 10:51

Deja el Real Madrid. James Rodríguez puso las cartas sobre la mesa cuando el pasado domingo fue sustituido por Zinedine Zidane durante el partido ante el Sevilla (4-1). El colombiano dio una vuelta sobre sí mismo en el centro del campo y se marchó lentamente, mientras unos cuantos los seguidores madridistas se ponían en pie para agradecerle los servicios prestados.

El ‘cafetero’ terminó abandonando el terreno de juego con un gesto triste que evidenciaba la despedida del media punta.

Temporada difícil

Era un secreto a voces. James Rodríguez estaba en el mercado desde el pasado verano. Entonces Zinedine Zidane ya le trasladó a Florentino Pérez que no contaba con el centrocampista y el presidente lo declaró transferible.

Pero las ofertas que llegaron entonces no convencieron al mandatario. El presidente siempre lo dejó claro: no vendería si no era por una cifra cercana a los 80 millones que el club blanco pagó por el ‘cafetero’ en el 2014 al Mónaco. El presidente siempre quiso, como mínimo, 60 ‘kilos’.

En el mercado invernal también tuvo opciones para salir, pero entonces el club lo impidió a causa de la sanción de la FIFA que prohibía al Real inscribir jugadores. Ante esta tesitura, Zizou exigió al presidente que la salida del sudamericano no pasara del próximo mercado estival.

Florentino recomendó al míster que, si quería perderlo de vista a final de temporada, lo pusiera en el escaparate. Le aconsejó que le diera minutos al ‘10’ blanco con tal de que alguno de los grandes clubes de Europa mordiera el anzuelo. Y el plan ha dado resultados. Las buenas actuaciones de James han provocado la llegada de varias ofertas interesantes.

Quería quedarse

Pero el deseo de James no era marcharse de la capital española. El sudamericano siempre quiso quedarse y triunfar en el club blanco. Fue su objetivo desde que llegó después del Mundial de Brasil 2014.

De ahí la confesión que hizo el jugador cuando cruzó la línea de cal del Santiago Bernabéu por última vez. “Se ha acabado mi sueño”, soltó el futbolista.

Así lo explicó Tomás Roncero en el programa El chiringuito de Atresmedia, que añadió que a los seguidores les da pena la salida del colombiano, pero que el madridismo prefiere a otros jugadores del primer equipo.

“Jugar en el Real Madrid era su sueño. Se va porque no le queda otra, porque no juega, no es cuestión de dinero. El madridismo que le aplaudió es el mismo que quiere ver jugar a Asensio y a Isco", explicó el periodista de As.

James ya estudia las ofertas que tiene sobre la mesa mientras espera para tomar una decisión. El favorito para hacerse con sus servicios s el Manchester United de José Mourinho, pero no estará en la Champions League a no ser que gane la UEFA Europa League. La entrada de los británicos en la máxima competición continental será decisiva. El City de Pep Guardiola es el otro gran candidato.