Pilar Rubio termina muy mosca por una jugada de Pablo Motos en 'El Hormiguero'

Pilar Rubio termina muy mosca por una jugada de Pablo Motos en 'El Hormiguero'

La última visita de la presentadora a Antena 3 salpica a Sergio Ramos

Por Paula Cervera
20/04/2017 16:54

Cada cosa en su momento. El pasado miércoles por la noche, Pilar Rubio acudió a su visita semanal en El Hormiguero. Con el debut de Fit Life en el punto de mira, la madrileña hizo un hueco en su agenda para superar otro reto en el plató de Pablo Motos.

La de Torrejón de Ardoz volvió a dejar el público sorprendido con su prueba superada. Y es que esta vez la pareja de Sergio Ramos tuvo que colocar 40 sillas en equilibrio sobre una sola silla.

Como ya es costumbre, Pilar superó este reto imposible sin ni siquiera despeinarse. Desafiando a la gravedad, la colaboradora calló bocas y demostró que es capaz de todo. Tanto es así que para la semana que viene, Motos le ha encargado que aprenda a patinar en línea.

Bendita hemeroteca

Ahora bien, esta vez el protagonismo de Rubio en El Hormiguero no se limitó a su reto trepidante. La televisiva fue la comidilla en una de las preguntas que el presentador le lanzó a sus invitados: Andy y Lucas.

El mejor amigo de Trancas y Barrancas recordó el momento en el que Ramos y Pilar se conocieron. En ese entonces, la televisiva era reportera de Sé lo que hicisteis y Sergio ya era un líder en el madridismo.

Por ello, la de Torrejón de Ardoz con el micrófono en la mano corrió a entrevistar al capitán. Como una joven que justo acaba de conocer a su ídolo, la morena le propuso al jugador blanco ser su acompañante para el evento.

Mucho ha llovido desde entonces, por lo que la sorpresa para la audiencia fue total. Según Pablo, Rubio autorizó a que el vídeo viera la luz, aunque no quiso dar un paso al frente para comentarlo.

Mientras que Andy y Lucas aprovecharon para felicitar a Sergio y Pilar por la maravillosa familia que han formado, la protagonista guardó silencio. La cara de sorpresa de Rubio al ver la escena fue evidente, aunque no se mojó.

Sin embargo, parece que a la televisiva no le hizo ni un pelo de gracia que se emitiera el vídeo. La madrileña siempre ha querido separar su vida personal de la profesional, por lo que se salpicase su lado más sentimental en el programa no cayó bien a la pareja del merengue.

Pilar, siempre correcta y sutil, no dijo nada en directo. Ahora bien, entre bambalinas, el runrún se hizo de notar. Tal como ha desvelado en numerosas ocasiones, en el trabajo, Ramos es Ramos y Rubio es Rubio.