Mbappé se pone chulo con el Real Madrid con una lista de exigencias a Florentino Pérez (y Zidane)

Kylian Mbappé pone varias exigencias para fichar por el Real Madrid | EFE

El delantero del Mónaco marca la pauta

Por Marc Güell
20/04/2017 10:19

Volvió a brillar. Otra exhibición de Kylian Mbappé clasificó al Mónaco a las semifinales de la Champions League. Anotó en la ida en el estadio del Borussia Dortmund (2-3) y ayer sentenció el pase de los monegascos con otro tanto (3-1).

Con estos dos, el delantero francés suma ya cinco goles en los últimos cuatro partidos disputados en la Liga de Campeones y confirma que es la gran revelación de esta temporada.

Revelación

Suya es gran parte de la culpa de que los de la Ligue 1 anden líderes en la clasificación de la competición local empatados a puntos con el todopoderoso Paris Saint Germain. También de que hayan eliminado en Champions al Manchester City –con remontada incluida- y al Dortmund.

Hace semanas que el Real Madrid le sigue la pista a la perla francesa y Florentino Pérez ya le ha tanteado para vestirlo de blanco.

Transfermarkt tasa al futbolista en 10 millones de euros,  pero viendo los antecedentes del fichaje de James Rodríguez por la entidad de Chamartín –el Real pagó 80 millones a los del Principado en el 2014- y a raíz de lo que se desprende del club monegasco, el traspaso del galo al Madrid no bajaría de los 100 ‘kilos’.

Exigencias

Pero el dinero no será el único escollo que tendrá su incorporación. Mbappé ha puesto sobre la mesa de los responsables blancos una lista de exigencias innegociables.

Kylian quiere una ficha a la altura de la de Gareth Bale y en cuestiones económicas solo aceptará estar por debajo de Cristiano Ronaldo.

Además, el joven atacante quiere que el Madrid trabaje para convertirlo en el mayor reclamo mediático y publicitario del club, sólo por detrás de CR7 y hasta que el luso deje Concha Espina.

Mbappé también reclama que le garanticen la titularidad y ser el relevo en el liderato absoluto del equipo.

Paso a paso

No obstante,  ni el jugador ni el club tomarán una decisión hasta que termine la temporada. Los monegascos quieren finiquitar las competiciones que tiene entre manos antes de pensar en el futuro.

Por su parte, el Real tampoco está dispuesto a ceder a todas las exigencias del jugador. A sus 19 años sigue siendo un melón por abrir y en la T4 del Santiago Bernabéu tampoco se quieren volver locos.