La bomba de relojería de Marc Márquez en Honda está a punto de estallar

Honda pone contra las cuerdas a Marc Máquez | EFE

El ultimátum de los japoneses al piloto de Cervera

Por Quique Alcañiz
21/04/2017 11:16

Mal comienzo. Pocos pensaron que después de dos Grandes Premios de MotoGP la distancia entre Marc Máquez y el líder de la clasificación, en ese caso Maverick Viñales, fuera tan abismal.

37 puntos separan al catalán de la primera posición, en el que está siendo el peor inicio del ilerdense en la máxima categoría del motociclismo.

Dudas

El de Cervera fue cuarto en el GP de Qatar, en Lossail, mientras que en el de Argentina, en Termas de Río Hondo, no terminó la carrera a causa de una caída.

La temporada pasada tampoco empezó en sus mejores condiciones, pero rápidamente recondujo la situación y no tardó en hacerse con un liderato que no abandonaría hasta la última carrera.

En Honda esperaban que el tricampeón diera un golpe en la mesa en la segunda cita del año, pero nada más lejos de la realidad. No hubo mejoras en Sudamérica.

Última oportunidad

Desde la escudería han avisado al piloto. O empieza a ganar ya o más vale que vaya despidiéndose del Mundial. Otro mal resultado le dejaría a años luz de los dominadores de la tabla.

Por eso Márquez está concienciado para darlo todo en el GP de las Américas, en Austin, Texas. Será uno de los últimos trenes para subirse al vagón de los candidatos al título.

Pero la papeleta no será fácil. Recuperar el terreno perdido no es solo cuestión de darlo todo. Los rivales están muy fuertes.

Ojo a los rivales

Maverick Viñales suma dos victorias, mientras Valentino Rossi le sigue el rebufo con un tercer y un segundo puesto. Las opciones de Marc pasan por evitar que las Yamaha sigan sumando.

Al escollo de la fortaleza de los rivales, se suman los problemas que Marc está teniendo con la RC213V. La máquina japonesa sufre en la aceleración –le falta potencia- y también en la frenada –el tren delantero no es del todo fiable-.

Las caídas de las Honda en Argentina fueron a causa de ello. La falta de potencia obliga a Márquez y a Dani Pedrosa a frenar más tarde, y en ocasiones demasiado.

Con todo, el actual campeón tiene este fin de semana una de sus últimas oportunidades para engancharse al Mundial. Si no lo hace se augura una temporada muy difícil en HRC.