El Bayern se carga un cambio de cromos de Florentino Pérez ("No quiere jugar en el Real Madrid. Prefiere el Barça")

El crack que da calabazas al Real Madrid

El supercrack se aleja del Santiago Bernabéu

Por Diario Gol
19/04/2017 18:37

Fuera de juego. El pasado martes, el Real Madrid vivió una noche vibrante. El partido ante el Bayern de Múnich se convirtió en una auténtica batalla de titanes. El conjunto de Carlo Ancelotti consiguió igualar la eliminatoria y le plantó cara al equipo de Zinedine Zidane.

Sin embargo, finalmente, los blancos tiraron de épica y eficacia. Los madridistas se llevaron la victoria y el billete para las semifinales de la Champions.

Ahora bien, la jornada en el Santiago Bernabéu dejó otras conclusiones. Y es que Florentino Pérez aprovechó la visita de los responsables germanos para tantear la situación de uno de sus caprichos: David Alaba.

El ‘no’ de la perla al Madrid

El lateral izquierdo del Bayern es uno de los futuribles más deseados por la secretaría técnica blanca desde hace varios meses. A sus 24 años, el polivalente jugador austríaco ha conseguido afianzarse en el once titular del conjunto alemán.

Comparado por su estilo de juego a otros defensas de primer nivel como Thiago, Verratti o Ramsey, Alaba es uno de los nombres marcados en rojo en la agenda del Madrid.

Por ello, tras varios meses tanteando la operación a distancia, parece que los merengues aprovecharon la visita de los alemanes en el Bernabéu para acercar posturas.

Ahora bien, el gran problema de este sondeo fue que Florentino no recibió la respuesta esperada. Todo apunta a que David no quiere salir del Bayern bajo ningún concepto. Afianzado en el equipo de Ancelotti, el lateral quiere seguir creciendo en la Bundesliga.

Así pues, el ‘no’ está sobre la mesa del mandamás blanco. Y es que varias voces aseguran que, de salir, Alaba preferiría aterrizar en el Barça antes que fichar por la entidad madrileña.

Ante este panorama, Florentino deberá seguir peinando el mercado, ya que la voluntad del magnate merengue era acercar una operación que incluyese a James Rodríguez en el Bayern. Un truque James-Alaba que cada vez pierde más fuerza.