El Barça negocia un bombazo para sustituir a Luis Enrique (Ni Valverde, ni Sampaoli, ni nadie del montón: una estrella)

El Barça negocia con un crack para suplir a Luis Enrique | EFE

Los blaugrana inician los contactos con un crack mundial

Por Dani Milà
21/04/2017 14:22

En busca y captura. El FC Barcelona buscando en el mercado internacional al hombre que dirija el equipo para las próximas temporadas. Los directivos barajan varios nombres para ocupar el banquillo culé desde que Luis Enrique anunció que no continuaría en el cargo la temporada que viene.

Los candidatos

Algunos en el club apuestan por la fórmula continuista: la de Juan Carlos Unzué, ahora segundo de Luis Enrique. Sin embargo, esta opción ha perdido fuerza después de la eliminación de la Champions League.

El otro nombre sobre la mesa es el de Ernesto Valverde. El míster del Athletic Club es el mejor posicionado para ocupar el banquillo culé la próxima temporada.

Ernesto conoce la casa y la filosofía de juego del conjunto catalán, con lo que su perfil encaja a la perfección en el Camp Nou. Sin embargo, algunos en la ciudad condal temen que Valverde no tenga la suficiente mano dura para manejar un vestuario plagado de estrellas.

En este punto, Jorge Sampaoli entra en la ecuación. El entrenador del Sevilla ha demostrado que sabe gestionar un vestuario con varios egos como el del conjunto andaluz.

Pocas plantillas hay tan extensas como la del club andaluz en las que un entrenador haya logrado tener éxito con las rotaciones –sin olvidar el bajón a partir del choque de Champions League ante el Leicester-.

Sin embargo, la figura de Sampaoli recuerda demasiado la del Tata Martino –por eso de compatriotismo que tiene con Leo Messi- y eso asusta al personal.

Un tapado

Con todo, desde la directiva pidieron a Ariedo Braida que iniciara los contactos con un tapado: Massimiliano Allegri.  Después de tres temporadas en la Juventus de Turín, el técnico mantiene la idea de abandonar el club a final de temporada.

El Barça querría aprovechar el momento para hacerse con los servicios de un entrenador que ha demostrado tener una gran personalidad para manejar una plantilla llena de cracks y para plantar cara a los mejores equipos de Europa.

Su contratación, no obstante, no se concretaría hasta que el equipo turinés solucione los títulos que tiene entre manos, y es que los italianos tienen el triplete a tiro de piedra. El Mónaco le espera en las semifinales de la Champions League, mientras que en el Scudetto tiene al segundo –la Roma- a ocho puntos del segundo a falta de seis partidos y en la Copa disputará la final ante la Lazio.