Boicot en España contra Fernando Alonso ("Me doy de baja de la F1")

Fernando Alonso se mete en un problema y lo machacan | EFE

El ego del piloto asturiano le vuelve a meter en un problema

Por Diario Gol
06/04/2017 22:06

Fernando Alonso no gana para disgustos. Y eso que cobra 37,7 millones de euros al año. Mucho dinero. Pero demasiados disgustos.

Cada vez que el piloto español abre la boca sube el pan. A sus 35 años todavía no tiene la medida controlada sobre lo que puede decir y lo que no. A la que se calienta se le va de las manos.

Probablemente, ello es fruto de un ego altivo que le caracteriza desde que dio el salto a la fama. Es un tipo con instinto ganador, pero que lleva muy mal haber ganado tan poco.

Seguramente eso explica que constantemente se esté justificando. Y no solo eso, sino que siempre se echa flores a sí mismo. Más que nadie.

Ese ego levanta ampollas entre los aficionados españoles. Las reacciones a sus últimas declaraciones dejan al asturiano a la altura del betún.

Esto dijo en Shanghai: "Es frustrante no tener más campeonatos, pero al final en 2007 fui tercero, luego tres subcampeonatos... sí, títulos perdidos, pero por eso sigo aquí compitiendo, para tener más”.

Pero estar 15 años aquí, y 15 años considerado uno de los mejores, probablemente es lo mejor que tengo en cuanto a sensaciones. Incluso algunos campeones han sido batidos por sus compañeros varios años, algo que a mí nunca me ha ocurrido",se defiende.

Se armó la gorda

Y entonces suelta el comentario entre gracioso e inoportuno que desata la tormenta: “Pero en todo caso prefiero estar aquí que en el supermercado".

Unas declaraciones que duelen y dolerán porque van directas a la yugular de todas aquellas personas de a pie que no tienen la fortuna de ser ricos y que hacen la compra cada semana en el supermercado de su barrio.

En las redes sociales no se han hecho esperar los comentarios más jocosos. Desde los indignados –“Yo me doy de baja de la F1”– hasta los más irónicos.

Irías más rápido con el carrito pero ganarías mucha menos pasta, no seré yo quien te lo eche en cara...”, esgrimía un usuario en la red.

Otro se cebó todavía más: “Pues tener ese sueldo siendo un inútil pilotando tiene un mérito acojonante”.