Valentino Rossi firma la alianza de la muerte para destronar a Marc Márquez en MotoGP

Valentino Rossi llevaba gafas Oakley en el pasado

El piloto de Yamaha tiene todos los cabos atados: la sangre llegará al río

Por Quique Alcañiz
20/03/2017 21:33

En el punto de mira. En Yamaha ya saben de que pie calza Marc Márquez. Lo tienen enfilado. El piloto catalán es el rival a batir pero es que además no gusta su talante sobrado.

Valentino Rossi lo tiene cruzado desde los rifirrafes que protagonizaron en 2015. Este año, sin Jorge Lorenzo de por medio, la sangre puede llegar al río.

Quién ríe último, ríe mejor, piensa Valentino. El italiano está empeñado en quitarle el cetro de campeón a Márquez y en levantar la ansiada décima corona.

Desde que las aguas se han calmado en Yamaha todo fluye mucho mejor. Así surge el nuevo pacto que involucra a Maverick Viñales.

En la escudería japones hayan dejado muy claro al catalán que Valentino Rossi es el número uno. El llamado a ser el nuevo campeón del mundo.

El pacto clave

Los esfuerzos del equipo se centrarán en él y en lograr ese objetivo. Pero si no resulta, todo puede dar un giro de 180 grados.

Maverick no es candidato al título hasta que lo sea. Es decir: si los dos pilotos aspiran a ganar, el equipo favorecerá a Rossi. Un pacto a la vieja usanza.

Pero si, cómo está ocurriendo durante la pretemporada, Rossi no está a la altura y Maverick le supera con holgura, el objetivo será ganar a Honda.

En ese punto dejará de tener importancia qué cara busca la victoria, puesto que lo realmente importante será el duelo de marcas. Yamaha debe estar en el primer puesto.

Entre los pilotos aceptan el pacto y, además, tienen los dos muy claro que lo último que quieren es que gane Marc. Por ello, Rossi se compromete a ayudar a Maverick.

En el caso de que el italiano se quedase sin opciones tiene dos buenos motivos para apoyar a su compañero: que gane Yamaha y que pierda Márquez