El cambio radical de Florentino Pérez en el Real Madird ("Hasta Messi querrá jugar para Zidane")

Florentino Pérez se mofa de los problemas del Barça

El presidente blanco prepara una revolución nunca vista 

Por Fernando Rodrigo
16/03/2017 23:05

Vientos de cambio. La remontada épica que protagonizó el FC Barcelona ante el Paris Saint-Germain el pasado miércoles ha dejado infinitas reacciones. El cuadro de Luis Enrique Martínez demostró que es capaz de todo y más.

Cuando la gran mayoría los daba por muertos, los barcelonistas sacaron su mejor versión. Despertó la bestia y se obró el milagro. Un golpe duro para los grandes rivales, ya que el conjunto azulgrana ha dejado claro que va a por todas.

Esta declaración de intenciones ya ha disparado las alarmas en el Santiago Bernabéu. El Barça espera reforzar en verano su plantilla, aunque es una evidencia que cuando los grandes cracks quieren, el equipo rinde a un altísimo nivel.

Por ello, si este verano fichan a jugadores de primera línea y los ejes vertebrales mantienen el rendimiento deseado, los culés darán mucha guerra.

Florentino Pérez toma el mando

Sabedor de todo ello, el Real Madrid ya prepara un plan revolucionario. En las últimas semanas, el cuadro de Zinedine Zidane ha pasado por apuros para ganar. Los astros de la delantera no despiertan y el juego es muy irregular.

Ante esta situación, Florentino Pérez ya trabaja sin descanso en los despachos. El presidente blanco quiere descorchar un nuevo proyecto a medio plazo y, con el eterno rival apuntando fuerte, este objetivo se convierte en más urgente que nunca.

Secretismo total

El empresario quiere hacer limpieza a fondo. Rejuvenecer la plantilla y dar salida a las viejas glorias son las bases del nuevo proyecto. Y es que las órdenes para la secretaría técnica son claras: deben apuntalar el futuro dando forma a un nuevo ciclo ganador.

En este caso, ya son varios los nombres de los cracks en la lista de la compra. La secretaría técnica sondea la situación para tender puentes. Los teléfonos sacan humo.

"Se hará un trabajo tan bueno que hasta Messi querrá jugar para Zidane", bromean desde Madrid. Ahora bien, para que aterricen los diamantes en bruto y cracks de primer nivel, antes hay que llenar el saco.

Los cambios en la órbita merengue

En la portería Keylor Navas está más que señalado por la plana mayor madridista. Es un secreto a voces. El presidente tiene sus caprichos entre ceja y ceja.

David de Gea es el futurible con más papeletas. Es el gran deseo de Florentino. Sin embargo, Thibaut Cuortois también tiene muchos números de recalar en el Santiago Bernabéu. Por si fallan las dos operaciones, Florentino tiene un plan C: Gianluigi Donnarumma, el joven portero del Milan.

En la defensa también habrán cambios.  Pepe apunta al fútbol chino y Sergio Ramos –con un altísimo rendimiento ofensivo, pero fallón en defensa- ya supera la barrera de los 30 años.

El técnico galo tiene debilidad por Felipe Monteiro, otro defensa del Oporto que llegaría con el aval de Jorge Mendes.

James e Isco en el escaparate

Un secreto a voces más. James Rodríguez e Isco Alarcón están en la puerta de salida; si llegan buenas ofertas, alzarán el vuelo. El club madridista ya tiene los candidatos para suplirlos.

Julian Weigl, del Borussia Dormund, Dele Alli, del Tottenham y Bernardo Silva del Mónaco son las grandes perlas en la lista del Madrid.

Goles, la prioridad máxima

Es una evidencia, la línea de ataque no va. Álvaro Morata y Mariano quieren irse y habrá que ver hasta qué punto Karim Benzema vuelve a ser el que fue.

La BBC no atraviesa por su mejor momento, por lo que los resultados marcarán el camino a seguir. El francés es el mayor señalado por la cúpula merengue.

Ante esta situación, como ya ha adelantado Diario Gol en varias ocasiones, el gran deseado es Paulo Dybala. La gran sensación del fútbol europeo. El sucesor de Leo Messi

Ahora bien, no es el únicp. El segundo nombre marcado en rojo es el de Pierre-Emerick Aubameyang. El delantero gabonés nacido en Francia es el gran líder del Borussia Dormund.   

Una limpieza total para revolucionar la plantilla. Florentino sabe que el gran rival va a reforzarse por lo que no quiere dejar nada para última hora. Las primeras puntadas del nuevo proyecto ya toman forma. Cambio radical.