"¿Cuánto quieres ganar?". La negociación más secreta de Valentino Rossi para hundir a Marc Márquez

No pintan bien las cosas para Valentino Rossi | EFE

El piloto italiano tiene un plan para obstaculizar al tricampeón catalán 

Por Quique Alcañiz
18/03/2017 13:51

Valentino Rossi movió los hilos. A escondidas. Sin hacer ruido. El heptacampeón hizo lo imposible para que Yamaha fichara a Dani Pedrosa cuando Jorge Lorenzo oficializó que dejaría la escudería.

El italiano consideraba al compañero de Marc Márquez un aliado perfecto. No le disputaría el trono en el equipo japonés y remaría a su favor sobre el asfalto.

Compañero perfecto

Sería su escudero. Mejor aún. Su docilidad le llevaría a aceptar el rol de buen grado. Y Márquez dejaría de tener un compañero afable para toparse con un contrincante que le pusiera el aliento en el cogote. 

El de Urbino trasladó su interés a los responsables y les recomendó la contratación del catalán.

Incluso el entorno del piloto se puso en contacto con el de Terrassa y le ofreció una importante subida salarial si firmaba por la marca nipona.

Finalmente Pedrosa decidió quedarse en Honda junto a Márquez, con quien se entiende a la perfección. No quiso arriesgarse a tener cualquier problema con Rossi.

Segundas intenciones

Los planes de Valentino seguían otro camino. El líder de Yamaha sabía del interés de Honda en Cal Crutchlow. El italiano pensó que si lograba llevarse a Pedrosa, el británico podría recalar en el equipo de Márquez.

Al de Cervera se le acabaría la buena vida en Honda. Tendría en Cal un competidor agresivo que lo debilitaría. Todo era positivo para Il Dottore. La estrategia era perfecta para adjudicarse el décimo Mundial de Motociclismo.

La jugada no le salió bien a Rossi. La escudería japonesa se decantó por la contratación de Maverick Viñales. El de Figueres también tuvo el visto bueno del heptacampeón.