Los cinco fichajes que pide Messi para no dejar plantado al Barça  

Las cinco demandas de Leo Messi en el Barça | EFE

La renovación del crack argentino sigue sobre la mesa

Por Paula Cervera
16/02/2017 19:20

Sobre la mesa. No todo es dinero. Leo Messi sigue negociando su renovación con el FC Barcelona. Con la temporada en pleno auge, el padre y agente del crack azulgrana no ha llegado a un acuerdo con el club catalán.

Quedan flecos por resolver. Más allá de las considerables exigencias económicas que Jorge Messi ha puesto sobre la mesa del despacho culé, el delantero de Rosario tiene otras demandas en mente.

Volver a ser el jugador mejor pagado de la plantilla barcelonista es uno de los mayores intereses del astro. Ahora bien, no todo se reduce al dinero. Leo es la joya de la corona de un equipo ganador.

Como mínimo así ha sido en los últimos años. El delantero argentino es consciente de que en el Barça está en el mejor de los escenarios. Un equipo que en los últimos cursos ha estado luchando por lo más alto. Messi ha sido y es el gran talón de Aquiles de un conjunto de récords.

Un nuevo proyecto

En los últimos meses la incertidumbre corre como la pólvora. Los altibajos del cuadro de Luis Enrique Martínez han encendido la alarma entre la plana mayor azulgrana. También en el clan Messi.

Por ello, antes de estampar su firma en el nuevo contrato con el club azulgrana, el de Rosario ha pedido cinco refuerzos de calidad.

La marca Leo Messi y la marca Barça van estrechamente vinculadas. Ambas partes necesitan seguir en lo más alto, por lo que las demandas del crack son órdenes en el Camp Nou.

En este sentido, los pesos pesados, abanderados por el argentino, han pedido cinco fichajes a la secretaría técnica.

Las cinco necesidades para el Barça

Un delantero que actúe como revulsivo top es el primer deseo. Paco Alcácer no se ha adaptado bien al equipo, por lo que necesitan un killer. La MSN puede tener un mal día, por lo que toda la responsabilidad no puede recaer sobre los tres atacantes. Un cuarto hombre de garantías.

La segunda demanda está estrechamente ligada con el centro del campo. Con la marcha de Xavi Hernández y la dosificación –y lesiones- de Andrés Iniesta, la medular está desconectada. Por su estilo de juego, el Barça necesita tener un mediocampo potente. Falta un jugador creativo y organizativo. Urgente.

El tercer reclamo es un carrilero diestro. Sergi Roberto no convence en esta posición. El joven se ve superado. La baja de Dani Alves no ha sido solventada, por lo que es alarmante. Necesitan un jugador que cree ocasiones y dé asistencias a los de arriba.

Fichar a un refuerzo top para la defensa es la cuarta demanda. El equipo debe ser solvente en todas las líneas, especialmente en las líneas de atrás. Por ello, se considera imprescindible traer a un jugador con experiencia para formar tándem con Gerard Piqué.

La quinta y última exigencia tiene que ver con el entrenador. Se considera que el ciclo de Luis Enrique Martínez está acabando. El desgaste pesa mucho. Por ello, desde el club culé deben trabajar en un director a la altura. El Barça es mucho Barça.