Las amistades peligrosas de Messi (en el Barça)

Las amistades peligrosas de Messi (en el Barça)

El argentino paga los platos rotos de sus compañeros

Por Dani Milà
11/01/2017 12:42

Señalado. Dos días después de que se haya celebrado la gala The Best, el desplante de los jugadores del FC Barcelona a la FIFA sigue dando mucho de qué hablar. Mientras que los hombres del Real Madrid acudieron en piña, junto a la directiva y a sus familiares, la imagen que dieron desde la caseta azulgrana dejó mucho que desear.

Josep María Bartomeu cumplió con sus obligaciones institucionales y acudió a la ceremonia, junto a su séquito. Sin embargo, los futbolistas barcelonistas decidieron no ir al acto. Pocas horas antes de que el evento tuviera lugar, el Barça excusó a sus jugadores.

Un argumento con color a excusa

Leo Messi, Gerard Piqué, Luis Suárez y Andrés Iniesta protagonizaron el gran desplante de la primera edición de este premio. El argumento fue claro, aunque parece que no convenció a nadie. El ‘trascendental’ encuentro ante el Athletic de Bilbao, dos días después, era el motivo de esta ausencia. Debían descansar.

Esta explicación sonó a excusa en muchos sectores del mundo del fútbol. De hecho, es una obviedad que la imagen del Barça ha quedado tocada. Mientras que a Florentino Pérez, le ha costado (y mucho) pero lo ha conseguido, a Bartomeu no le salió nada como quiso.

Tan es así que el propio Quim Domènech aseguró que los jugadores no habían acudido a la gala por voluntad propia. El club azulgrana les pidió que fueran, pero ellos se negaron.

Piqué y Suárez le juegan una mala pasada a Messi

Al parecer, esta iniciativa de ausentarse de la gala fue liderada mayoritariamente por Gerard Piqué y Luis Suárez. El central catalán acabó el partido ante el Villarreal con los ánimos más que caldeados, por lo que en la vuelta del duelo decidió mover hilos para dar el plantón.

Por su parte, tal como desvelan en As, Suárez también habría secundado este ‘platón’, ya que aún está molesto con la FIFA por la sanción que le impuso por el mordisco a Chiellini en el Mundial de Brasil de 2014.

Con todo, los dos abanderados defendieron una iniciativa que puso principalmente en la palestra a Leo Messi. El gran perjudicado del plante fue el argentino; ha quedado retratado en la FIFA.

Y es que tanto Luis, que tiene mucha influencia sobre el de Rosario, ya que son grandes amigos, como Piqué movieron unos hilos que han dejado en evidencia a Leo.

Los jugadores barcelonistas han quedado retratados al no acudir a la gala, mientras que Gerard ha sido señalado por el propio club. Messi se ha dejado llevar y ahora es el principal perjudicado.