Florentino Pérez corta una cabeza para meter un nuevo gallo en el Real Madrid

Florentino Pérez ya prepara la próxima temporada | EFE

El presidente exige a Zidane el despido de uno de sus pesos pesados

Por Diego Castro
11/01/2017 14:34

El futbolista ya ha decidido. Su deseo es jugar en el futuro en el Real Madrid y su entorno ya lo sabe. En su actual club ya están trabajando para suplir una baja tan importante.

Paulo Dybala se resiste a renovar. El argentino quiere esperar. El Madrid ya le ha tanteado y está esperando la oferta en firme que le lleve al estadio de sus sueños. Jugar en el Santiago Bernabéu es en lo único que piensa.

No es un secreto en las oficinas madridistas que al club blanco también gusta el delantero. Casi tanto como al cuerpo técnico. Zinedine Zidane ya trasladó al presidente que Dybala debe ser el primer refuerzo para la próxima temporada.

Es un amor mútuo el que tienen el atacante Juventino y el campeón del mundo. Solo depende de ellos que la historia tenga un final feliz.

Dejen salir antes de entrar

No todo es oro lo que reluce. La incorporación del de Laguna Larga supondría un problema en el seno madridista. La operación se ve limitada por las pretensiones salariales del futurible y el Madrid tendría que vender algún peso pesado antes de cerrar un fichaje de este calibre.

Florentino respondió rápidamente a Zidane. Si quiere traer a Paulo tendrá que decidir de qué jugador prescinde para la próxima temporada.

Candidatos a salir

La reconversión progresiva de Cristiano Ronaldo a la posición de delantero centro creará overbooking en la zona de ataque madridista y por aquí van los tiros de las opciones que le ha dado Pérez al técnico.

Karim Benzema o Álvaro Morata. Sí o sí uno de los dos tendrá que salir. El deseo de Zidane es que el elegido para abandonar el club sea el canterano. El míster prefiere tener a Karim en el equipo. Tiene más confianza y afinidad con el ‘9’, y no considera que Morata tenga la calidad suficiente para ser el delantero centro titular.

Florentino opina lo contrario. Cree que el ciclo de Benzema se ha terminado y todavía está a tiempo de sacar tajada por él. Además, el dirigente quiere tener el número máximo de canteranos en el equipo.

Zidane debe decidir en los próximos días. Las opciones están ahí. Si quiere a Paulo Dybala tendrá que renunciar a uno de sus delanteros y ya sabe cuáles son las intenciones del jefe.