El zasca más bestia a Gerard Piqué: de “macarra” para arriba (¡Para alucinar!)

El zasca que más escuece a Piqué | EFE

Los últimos actos le siguen pasando factura

Por Paula Cervera
11/01/2017 19:01

No le ha salido gratis. Los últimos actos de Gerard Piqué siguen dando de qué hablar. El peso pesado del FC Barcelona utilizó su gran tirón y popularidad para defender sus propios intereses.

El defensa barcelonista es consciente de que su repercusión adquiere niveles insospechados. Por ello, no da tregua y semana tras semana regala grandes titulares.

Tuits incendiarios, fotografías con mensajes directos, declaraciones polémicas, gestos provocativos, etc. Varias han sido las vías que Piqué ha utilizado para avivar la llama a lo largo de los últimos meses.

Sin pausa

Y es que muchos responsabilizan a Xavi Hernández y a Carles Puyol de la corrección que Gerard había tenido en los últimos años. Sin embargo, desde la marcha de los dos grandes líderes, el central actúa como caballo desbocado.

Tan es así que las últimas actuaciones que ha protagonizado pasan de castaño oscuro. En este caso, ya no únicamente carga contra los rivales, sino que esta vez también lo ha hecho contra los árbitros.

Acercarse al palco tras el partido del Villarreal fue la gota que colmó el vaso. Gerard no quiso esperar a la intimidad para mostrar su malestar; lavó los trapos sucios públicamente y esto no encaja con los ‘valors’ del Barça.

Por ello, el modo de actuar de Piqué no ha caído nada bien en la caseta azulgrana. De hecho, Luis Enrique Martínez ya se ha desmarcado de los actos del líder. No le secunden. Y es que el contenido del mensaje tiene grandes adeptos, pero las formas le pierden.

Los más críticos

En este caso, las reacciones han ido saliendo a la luz sin pausa. Tanto desde fuentes de dentro de la caseta culé como por parte seguidores y periodistas, las palabras lanzadas hacia el jugador han sido varias.

El defensa ha sido objeto de grandes críticas, en gran parte por las redes sociales. Además, los medios de comunicación también han querido decir la suya. Uno de los más críticos con el futbolista ha sido Salvador Sostres de ABC.

El periodista afirma en su artículo: “Piqué gesticula hacia el palco o desprecia a los árbitros no porque la indignación le supere y no pueda controlarse, sino porque éste es su entretenimiento de niño mimado”.

En esta línea añade: “Messi o Cristiano, siendo en genialidad y trayectoria muy superiores a Piqué, nunca se han dirigido groseramente al palco ni han usado su poder e influencia para hacer el indio al amparo de su repercusión mediática”.

Dos ejemplos claros que han situado a Gerard en el ojo del huracán. El catalán ha encendido una llama difícil de apagar.