El crack del Barça que pide perdón en privado a Cristiano Ronaldo

Cristiano Ronaldo se codea con Gianni Infantino, presidente de la FIFA | EFE

Las presiones originadas tras la gala del premio 'The Best' prenden la mecha

Por Dani Milà
10/01/2017 21:51

The Best se estrenó con polémica. La nueva gala de la FIFA para premiar al mejor jugador del mundo –con votos de capitanes y seleccionadores– no brilló en ningún sentido.

Ni la presentadora, Eva Longoria, tiene el glamour de antaño, ni las excesivas actuaciones musicales generaron interés, ni las estrellas del fútbol acudieron en manada.

Fue una gala fría, donde Cristiano Ronaldo se volvió a coronar siguiendo el guión establecido y donde la única nota –porque la dieron– la puso el FC Barcelona.

Los cracks del Barça no asistieron al evento celebrado en Zúrich alegando que debían preparar la vuelta de Copa contra el Athletic Club. Los jugadores no querían ir. Se negaron a ir.

El calvario de Iniesta

La cúpula del club tuvo que solventar el problema como pudo. Andrés Iniesta asumió el papel de chivo expiatorio: entonó el mea culpaaunque era el que menos tenía– para pedir perdón por la ausencia de última hora.

Fuera de cámaras, lejos de micrófonos, Iniesta prosiguió su Via Crucis particular. Como capitán del Barça tuvo que disculparse también con el Real Madrid.

Era una situación incómoda, ya que el propio Iniesta insistió en que los cuatro nominados al once de la FIFPro –Messi, Piqué, Suárez e Iniesta– debían acudir a Zúrich. Pero Messi y Piqué se cerraron en banda. Fue una lucha perdida desde el principio para el manchego.

Llamada a Sergio Ramos

Y no solo eso, sino que encima era él quién debía disculparse. Así que marcó el número de teléfono de Sergio Ramos y le transmitió su versión de los hechos con un “lo siento” de entradilla, y también de despedida.

Pero no terminó ahí la cosa. Después de las varias disculpas y de dar las explicaciones oportunas, Iniesta pidió al capitán de la selección española que, por favor, hiciesen extensivas sus disculpas a Cristiano Ronaldo, The Best.