Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

Ultras Sur amenaza al Madrid con una “guerra”

Un portavoz del grupo radical asegura que si Florentino los echa del Bernabéu tendrá un “problema en la calle bastante importante”

Los Ultras-Sur, en el Bernabéu
Por Juan Carlos Pasamontes
08/12/2013 17:30

“El club verá lo que hace, pero si toma la determinación que quiere tomar, tendrá un problema de orden, tendrá un problema en la calle. Es lo mínimo que va a tener. Si quiere la guerra, ¡la va a tener!”. Así de amenazante se expresó a finales del pasado noviembre un representante del grupo radical Ultras Sur tras conocerse la decisión del Real Madrid CF de desmantelar el aglomerado humano del Fondo Sur del estadio Santiago Bernabéu para convertirlo en una Grada Joven de animación y apolítica.

Los hechos se remontan a días antes, a las horas previas al choque de Liga entre el Madrid y la Real Sociedad [5-1]. Dos facciones de la peña extremista se citaron en el bar Drakkar, en la calle de Marceliano Santa María, para dirimir sus diferencias a botellazo limpio y navajazos. Aunque las versiones, en este punto, difieren según quien las diga. Una de ellas asegura que el día del partido contra la Real, la policía prohibió la entrada al Bernabéu a cuatro miembros del grupo disidente, por lo que el resto decidió no entrar y seguir el partido en la zona del Drakkar, a cincuenta metros del estadio. Al llegar allí, fueron recibidos con mucha hostilidad por parte de los partidarios de Álvaro Cadenas Rodríguez (Madrid, 1971), líder de Ultras Sur, lo que dio lugar a una pelea que se saldó con dos heridos. Ultras Sur saltó por lo aires. Las dos facciones se echaron a la yugular del contrario, la más joven, con más de diez años en el grupo, pero al que se habrían sumado Madrid City Firm, integrado en el movimiento casual, y elementos procedentes de Hammerskin, asociación de skinheads declarada ilegal en España.

El origen del movimiento casual español está en el Barça

Para que el lector pueda hacerse una idea de qué estamos escribiendo, en 2009, la Audiencia Provincial de Madrid condenó a quince miembros de la organización neonazi Hammerskin-España a penas de entre un año y medio y dos años y medio de cárcel por asociación ilícita y tenencia ilícita de armas y declaró la ilegalidad de la banda por fomentar la violencia. Algunos de los detenidos estaban vinculados con el grupo Ultra Sur, entre ellos, Sergio Rodríguez Moreno, Chopi, y Daniel Fernández Amor, Cani.

En cuando a Madrid City Firm, deriva del movimiento casual europeo gestado en el Reino Unido a finales de los años setenta, ya que fue allí donde nació (al mismo tiempo que los ultras lo hacían en Italia), provocado por la represión policial, el ajuste de cuentas entre cabecillas y el cambio de estética de sus miembros, alejada de la vestimenta skin característica desde los años ochenta. El movimiento casual en España, no obstante, data de principios de los noventa y tiene su origen en el Barça con la creación de Casuals FCB, sección del colectivo ultra Boixos Nois. El Espanyol también tuvo su grupo casual, Le Crew, pero duró poco; en 2003, se disolvió en las Brigadas Blanquiazules. Madrid City Firm es el principal clan madridista en este apartado.

Cinco días después de los incidentes en la calle de Marceliano Santa María, el jueves 14 de noviembre, responsables del Real Madrid CF, entre los que se encontraría el director del departamento de peñas, Manuel Gómez Barrera, se reunían con Cadenas ––el único del grupo que tenía acceso a Florentino Pérez––, y le daban un ultimátum. O paz social o adiós a la grada. Traducido en asientos abatibles del Fondo Sur, unos 800, de lo que 220, aproximadamente, corresponderían a los ultrassur. Con posterioridad a esa reunión en las oficinas del Santiago Bernabéu, Álvaro Cadenas dejó Ultras Sur, y al parecer, según se ha conocido en las últimas fechas, también lo habría hecho su mayor rival y por unos días sucesor al frente de US, Antonio Menéndez, apodado Niño Skin.

Entre las causas del golpe, o del intento de golpe, estarían un pretendido relevo generacional y motivaciones de índole económicas; hacerse con el control de los ingresos a través de la tienda on line de su web oficial y de los conciertos de música RAC (rock anti-comunista), y con las supuestas subvenciones del club blanco, algunas fuentes hablan de nueve mil euros por partido. El Antonio Tejero de Ultras Sur habría sido el Niño Skin, conocido hincha del Atlético de Madrid y quien habría pretendido jubilar al skinhead (y abogado) Cadenas, propietario de los dominios ultrasur.com, ultrassur.com y ultras-sur.com y del bar Drakkar junto con, entre otros, José Luis Ochaita (Górgoles de Abajo, Guadalajara. 1965), líder histórico del grupo neonazi de la década de los ochenta del siglo pasado, época en la que se creó el colectivo ultra.

Uli: hablar de conflicto generacional “es simplificarlo mucho”

“Hablar de división entre los mayores y los pequeños [de Ultras Sur] es simplificarlo mucho”, declaró Uli a Ventana Deportiva, de Radio Libertad (107.0 FM) Madrid. Uli, nombre ficticio de la persona que entrevistó el programa que dirige Juan Pablo Montero, añadió que todas las sensibilidades del grupo neonazi tienen “un punto de convergencia, que es el Real Madrid, ¿no? Animar al Real Madrid, seguir al Real Madrid en todos los campos de Europa y de España que se pueda y llevando las banderas que nos unen a los miembros de este grupo, tengan la ideología que tengan; y ése es el punto de unión. Hay que ir hacia lo que nos une, no hacia lo que nos diferencia y así seremos más fuertes.”

El miembro de Ultras Sur señaló a su grupo como los verdaderos aficionados del Real Madrid porque, en su opinión, el público del Bernabéu es “el peor del mundo”. “La afición del Real Madrid es la peor del mundo”, aseguró. “Es una afición que va al fútbol a pasar el domingo, a comer pipas y a comer canapés. Se ha convertido en un club de pijos, de gente con mucho dinero. El fútbol es carísimo y las familias de clase obrera, que eran del Real Madrid de toda la vida, ahora, apenas pueden ir al fútbol; con lo cual, el fútbol se convertirá en un campo para turistas y gente con mucho poder adquisitivo”. Y concluyó con esta advertencia:“No tenemos nada que hablar con el resto de la afición”.

Alberto Ayala dimite de la dirección del gimnasio Vieja Escuela Madrid

Quien habla a continuación para Diario Gol es uno de los mayores expertos en grupos ultras relacionados con el fútbol mundial. Por razones de seguridad, y porque así lo ha pedido, omito su nombre. “Hasta dónde yo sé”, asegura nuestro interlocutor, “el grupo lo llevaban los históricos Cadenas y Ocha, y el nexo con los más jóvenes eran Chopi y el Cani (del que, por cierto, también se rumorea que era del Atleti). Estos dos últimos serían parte de la oposición junto al conocido Niño Skin. Otro miembro de peso podría ser Alberto Ayala, director del gimnasio Vieja Escuela Madrid hasta el pasado 17 de noviembre, que dimitió del cargo y quien presuntamente habría organizado algún intento de pelea concertada (al estilo de la Europa del Este, pelearse en un lugar apartado sin la policía), como en la final de Copa del Bernabéu contra el Frente Atlético, cita a la que, por cierto, no acudieron los colchoneros”.

Alberto Ayala Cantalicio (Madrid. 1978) está considerado por la policía como uno de los miembros más peligrosos y violentos que integran el entramado de grupos de extrema derecha. Carente de toda formación académica, además de pertenecer a Ultras Sur (estaba un escalón por debajo de Álvaro Cadenas), lidera Combat España, organización que pretende agrupar a nacionalistas, fascistas y nacionalsocialistas de la piel de toro. Alberto Ayala concurrió al Senado en la comicios de 2008 por Nación y Revolución, un partido juvenil anti-sistema con simbología neofascista, y en las elecciones a la Asamblea de Madrid de 2011, figuró como candidato de Falange Española.

“La 'vieja guardia' quiere seguir viviendo de US”

“Me hace gracia que desde la prensa se diga que quienes pretenden hacerse con las riendas del grupo son los más extremistas políticamente, cuando los que quieren echar fueron los que politizaron el grupo en su momento”, dice nuestro experto en grupos ultras ligados al fútbol. “En realidad, lo que creo es que la vieja guardia, que ya está de vuelta, quiere seguir viviendo de las rentas de Ultras Sur y una parte del grupo ––en realidad no tan joven como se cree––, quiere darle al grupo una vertiente más hooligan, más violenta, por así decirlo, buscando enfrentamientos con otros grupos. No creo que sea tanto por el dinero de la venta de material que presuntamente se quedan los que llevan el grupo, eso me parece simplemente una excusa”.

Uli, en sus declaraciones a Radio Libertad (107.0 FM) Madrid, dijo: “Al Real Madrid no se le quiere en todos los sitios, y a veces hay que ejercer la violencia porque es necesaria”. Y respecto al estadio Santiago Bernabéu, aseguró: “En el Fondo Sur no hay un problema de violencia desde hace dieciséis años. Lo que pasa... [A] los medios de comunicación no les interesa publicarlo. Pero el Fondo Sur del Real Madrid es uno de los sitios más seguros... De los campos más seguros de España, ahora mismo”.

Tras la salida de Álvaro Cadenas y la renuncia de Antonio Menéndez a sustituirle, se ha creado un vacío de poder en Ultras Sur cuyas consecuencias, en estos momentos, son impredecibles. Si un sector del grupo radical se tira al monte, el club cortará la relación y, como dice nuestra fuente anónima, “no podrá sobrevivir. Me da la sensación”, añade, “que si se confirma esta situación, acabarán como los Boixos Nois o los Yomus [los ultras del Valencia CF], disueltos en la grada y fuera de ella y desorganizados. Porque no creo que sean tan ingenuos para pensar que podrán seguir animando desde el Fondo Sur. Si acaso, se limitarán a hacerlo en los desplazamientos”.

El modelo de animación del Borussia Dortmund

Pero ya no hay vuelta atrás. La directiva de Florentino Pérez está decidida a erradicar a los ultrassur del Santiago Bernabéu la próxima temporada. Su intención es llenar esa zona del estadio con aficionados menores de treinta y cinco años que podrían salir de la bolsa de seguidores con el carnet madridista, lo que no significa que sean socios, y con jóvenes de peñas madridistas o abonados que deseen cambiar su localidad. En cuanto a Ultras Sur, sólo los miembros que no estén fichados por la policía podrán seguir en la grada del Fondo Sur. El modelo de animación que quiere implantar el Madrid es el del Borussia Dortmund en la Bundesliga. Para que las banderas blancas sustituyan a los tifos, la seña de identidad de Ultras Sur desde hace treinta años.

Enviar Imprimir Leer más tarde Enviar Corrección
comments powered by Disqus
Top del día
Edita: EDICIONES DIGITALES DEL DEPORTE SL, Rambla Catalunya 98 7º 1ª 08008 Barcelona, Tel. 93 488 12 66, redaccion@diariogol.com