Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información

Jorge Lorenzo invierte su dinero en una mansión con fiestas privadas y mujeres

El piloto mallorquín descubre su casa en Barcelona de la mano de Monster, uno de los patrocinadores que le ayuda a ganar 15 millones al año
Jorge Lorenzo muestra su lujosa casa | Youtube
Por Víctor Malo
06/12/2013 15:31

Jorge Lorenzo, subcampeón del mundial de MotoGP, ha descubierto en que invierte su fortuna. El piloto de Yamaha, dos veces campeón del mundo, cobra unos 15 millones de euros al año entre sueldo y patrocinadores. Una cantidad que le ha servido para construir una mansión de 1.200 metros cuadrados en la que no faltan las mujeres ni las fiestas privadas. La compra del terreno y las obras le han costado unos cinco millones.

El piloto mallorquín, que se vio obligado a romper con la marca de bebidas energéticas RockStar hace un año para fichar por Monster, la competencia, tiene la casa cerca de Barcelona. Su mansión, situada en plena montaña totalmente apartada, no carece de lujos ni de comodidades. Los ocho millones que percibe de Yamaha y los otros siete que le proporcionan marcas como Air Europa, Alpinestars, Hoot Wheels, Reebok, Porsche, HJC, Prima, Dekton y Sector, entre otras, han posibilitado que Lorenzo viva como un rey en su propio paraíso. En este caso, Monster es la que más ha contribuido. 

Lo primero que hace Lorenzo al entrar en su casa es mostrar su descomunal piscina climatizada exterior –tiene otra interior– y saludar a las tres 'top models' –o eso parecen– que están tomando el sol en su terraza en pleno otoño. “No seáis tímidas”, espeta el piloto, después de saludarlas en inglés y añadir que hace demasiado frío para bañarse.

Posteriormente, Lorenzo entra en una sala interior donde se encuentra la “pequeña discoteca” en la que monta fiestas privadas cuando gana alguna carrera. Sin embargo, no tarda en aclarar que es “un buen chico” antes de continuar el recorrido entre tanta opulencia. La mansión de Lorenzo está compuesta de cuatro habitaciones, cinco baños y dos jacuzzis, uno de los cuales está situado en la terraza superior de la finca, con unas verdes vistas que desembocan en el mar. 

La renovación con Yamaha, atascada

En el mini bar, color rojo carmín, no falta una colección de jamones ibéricos junto a sus latas energéticas de Monster. Solo es un detalle más de la casa –con varios iPads repartidos por las instalaciones para controlar los mecanismos tecnológicos– que también cuenta con una sala de cine, un gimnasio con piscina interior, una sala de juegos con billar y mesa de poker, y otras dos habitaciones –una de ellas es el garaje– donde guarda dos coches de la marca Mercedes y varias motocicletas Yamaha, entre ellas las dos con las que se coronó como campeón del mundo en 2010 y 2012.

Con sus éxitos sobre las dos ruedas, Jorge Lorenzo se ha permitido vivir en la abundancia. Su próximo reto deportivo pasa por recuperar el trono de la categoría reina que le arrebató este año el debutante Marc Márquez. Sin embargo, antes debe resolver su futuro con Yamaha. Lorenzo pide a la escudería que de un paso más, en las prestaciones de la moto y a nivel salarial. De no ser así, no descarta fichar por Honda, el máximo rival. No en vano, tiene una costosa casa que mantener.

Enviar Imprimir Leer más tarde Enviar Corrección
comments powered by Disqus
Top del día
Edita: EDICIONES DIGITALES DEL DEPORTE SL, Rambla Catalunya 98 7º 1ª 08008 Barcelona, Tel. 93 488 12 66, redaccion@diariogol.com