Soriano frena el crecimiento del Manchester City

Ferran Soriano, en un partido del Manchester City / Archivo
El club inglés, con un modelo económico cuestionado por la UEFA, cobrará menos por derechos de televisión y los ingresos de la UEFA se han estancado
Por Lluís Regàs
29/05/2013 23:07

El crecimiento económico del Manchester City se ha estancado desde la contratación de Ferran Soriano como director ejecutivo. Los ingresos procedentes de la UEFA son casi idénticos a los de la pasada temporada y han menguado las retribuciones por los derechos de televisión de la Premier en un club sustentado por las aportaciones de su propietario, el jeque Mansour bien Zayed Al Nahyan.

El modelo financiero del Manchester City es uno de los tres peor valorados por la UEFA. La entidad depende excesivamente de las contribuciones del jeque de los Emiratos Árabes Unidos, que ya ha invertido 900 millones de euros en cinco años. En el pasado ejercicio, el club ingresó 286 millones de euros y el coste de su plantilla fue de 220. Es decir, el 77% de la facturación total. En los grandes clubes europeos (Real Madrid, FC Barcelona, Manchester United y Bayern), los salarios de los futbolistas y del cuerpo técnico no llegan al 50% de sus respectivos presupuestos.

Los malos resultados deportivos del equipo que dirigía Roberto Mancini también han tenido un impacto negativo en las cuentas de la entidad.

Menos ingresos televisivos

La pasada temporada, el Manchester City ingresó 10 millones de euros de la UEFA por su participación en la Champions; en la actual, 10,1 millones, pese al notable incremento de las bonificaciones del máximo organismo europeo. Eliminado en ambas ocasiones en la fase de grupos, el City sumó 10 puntos en la temporada 2011-12. En este curso, sólo tres (tres derrotas y tres empates). El Barça, por ejemplo, percibirá 25,4 millones de euros tras ser eliminado en semifinales.

El Manchester City cotiza a la baja en Europa (eliminado de la Champions, ni tan siquiera se clasificó para la Europa League) y también en Inglaterra. El Manchester United, el eterno rival, ha recuperado su hegemonía en la Premier y el club que gestiona Soriano ha perdido el liderazgo de los ingresos televisivos. Hace un año, el City percibió 71 millones de euros y, ahora, 68.

650 millones en fichajes

Soriano, que se incorporó al club inglés en agosto de 2012, busca nuevos acuerdos comerciales. La principal aportación económica procede de Etihad Airways, que en 2009 firmó un contrato por 10 años a cambio de 468 millones por patrocinar el estadio y la camiseta del equipo. Nike, que sustituirá a Umbro a partir del 1 de julio, Etisalat, Aabar, Amstel, Boss, Richard Mille y Viagogo, entre otras marcas, esponsorizan a la entidad, que acaba de abrir una franquicia en la Major League Soccer (NLS) con la colaboración de los Yankees. El nuevo equipo se llamará New York City FC.

El Manchester necesita más recursos. El pasado verano, el club invirtió 56 millones de euros en fichajes (Maicon, Javi García, Rodwell, Nastasic, Sinclair) y suma 650 millones desde 2008. La deuda, a finales de 2012, era de 120 millones de euros y Soriano prepara el próximo proyecto deportivo tras destituir a Roberto Mancini, técnico 'citizen'. El italiano, venerado por la grada, tuvo que contratar varios espacios publicitarios en periódicos ingleses para expresar públicamente su gratitud a la institución y despedirse de los aficionados.

Fracaso con Sanllehí

Txiki Begiristain, contratado como director deportivo del Manchester City en octubre de 2012, debe liderar la renovación de la plantilla. Soriano también incorporó a otro antiguo ejecutivo del Barça de la era Laporta, Esteve Calzada, pero no logró seducir a Raül Sanllehí, director de fútbol del club azulgrana que ha cerrado el fichaje de Neymar en Brasil. El delantero del Santos, curiosamente, era uno de los objetivos del director general del City.

Sandro Rosell, presidente del FC Barcelona, criticó que Soriano ha flirteado también con algunos jugadores del primer equipo y de la cantera. “Tener información confidencial del Barça y usarla en otro club no es limpio”, dijo el máximo dirigente azulgrana. “Soriano fichó por el Manchester City por necesidad”, añadió Rosell, en alusión a la quiebra de Spanair tras la gestión del exvicepresidente económico del Barça.