Los ingresos televisivos de la Premier se han multiplicado por 20

Àlex Castells y Jordi Sunyer, periodistas y autores del libro "We are the Catalans", analizan las diferencias entre el fútbol inglés y el español
Los periodistas Àlex Castells y Jordi Sunyer, con su libro 'We are the catalans' | Gerard Mateo

Un jugador puede romper la vinculación con su club si no ha cobrado las últimas tres mensualidades. En Inglaterra tienen las máximas garantías de cobro"
Por Lluís Regàs
11/04/2013 19:20
La Premier es el torneo futbolístico que mueve más dinero. Es el que mejor vende su producto a las plataformas televisivas y el que mantiene un mayor vínculo con los aficionados. Àlex Castells y Jordi Sunyer, periodistas de TV3, retratan el fútbol británico en una obra que recoge los testimonios de los futbolistas catalanes que juegan en sus categorías profesionales. En "We are the Catalans" (Cossetània Edicions), analizan el impacto que tuvo Cesc Fàbregas en el Arsenal y César Rangel en el Swansea; también las vivencias de deportistas casi anónimos para el gran público como Jan Lladó, Fede Bessone y Roman Golobart. Y, sobre todo, ofrecen interesantes pinceladas del gran negocio que es la Premier y su solvencia económica.


-¿Cuáles son las principales diferencias económicas entre la Premier y la Liga?

-AC: El fútbol, en España, sobrevive gracias a los ingresos de las televisiones, que suponen una parte muy importante de los presupuestos de los clubes. En Inglaterra, en cambio, destacan los ingresos del match day, es decir las ganancias por taquillaje, venta de productos de merchandising, desplazamientos de seguidores, etcétera. La Premier también ingresa más dinero por los derechos de televisión y por patrocinios.
-JS: Los ingresos por televisión se han multiplicado por 20 en los últimos 20 años. El mismo aumento se ha producido en los salarios de los futbolistas.

-El reparto televisivo es mucho más equitativo que en España.


-AC: Sí. Es más homogéneo y solidario. En la Liga, el club mejor pagado percibe 14 veces más que el último. En la Premier, las diferencias son de 1,5 puntos. Los clubes se reparten unos 900 millones de euros.
-JS: El 50% se distribuye de manera equitativa, un 25% depende de la clasificación de cada equipo y el 25% restante de los partidos que se emiten de cada equipo. Entre quedar octavo o noveno, por ejemplo, hay una diferencia de casi cuatro millones de euros. La Premier también sabe vender mucho mejor su producto y acaba de ceder sus derechos de televisión en Estados Unidos a la NBC, que pagará el triple que la Fox.

-¿Por qué los aficionados ingleses se identifican más con sus clubes que en España?

-JS: En Inglaterra el aficionado se ha convertido en un cliente al que tratan bien. En España, en cambio, sólo interesan las audiencias televisivas y nadie parece preocuparse por la menor asistencia de espectadores a los campos. El fútbol, la familia y el trabajo son los tres sustentos de casi todos los ingleses.
-AC: Hay un sentimiento de pertenencia a la comunidad muy arraigado en Inglaterra. Es una sociedad muy tribal. En nuestro país, en cambio, una persona de Girona o Tarragona sufre más por el Barça que por el club de su ciudad, al que probablemente nunca ha visto.

-En Inglaterra es extraño que un club sea denunciado por no pagar a los futbolistas.

-AC: La Premier siempre ha protegido a los futbolistas y contempla castigos muy severos, como pérdidas de puntos o el descenso de categoría, a los clubes morosos. El último viernes de cada mes, los jugadores cobran las cantidades pactadas como salario, primas y dietas. No tienen que preocuparse por nada. En Inglaterra tienen las máximas garantías de cobro.
-JS: Los jugadores cobran al día en la Premier y en las otras tres categorías del fútbol profesional. En Inglaterra, cada comportamiento incorrecto tiene estipulada una sanción. Son muy estrictos con las normas y un jugador puede romper la vinculación con su club si no ha cobrado las últimas tres mensualidades.

-En España, no obstante, los futbolistas son tratados como dioses.


-AC: Sí, pero los futbolistas son mucho más respetados en Inglaterra. Un jugador del Arsenal o del Chelsea puede pasearse por el centro de Londres sin ser molestado por la gente; en Barcelona, en cambio, esto es impensable.
-JS: El futbolista, desde que ficha por un club, forma parte de esa comunidad. Es uno de los suyos, para lo bueno y para lo malo. Los aficionados veneran a los jugadores, aunque no tengan un gran nivel, pero son muy críticos con los entrenadores y los directivos.

¿Suelen adaptarse los jugadores catalanes al fútbol inglés?

-JS: El futbolista catalán y del norte de España se adapta mejor que el del sur, que es más nostálgico. El fútbol español es muy respetado y admirado en Inglaterra. El suyo es un fútbol mucho más físico y es más fácil que un jugador de la Liga se adapte a la Premier que viceversa.
-AC: El fútbol inglés todavía es muy irreflexivo, pasional. Es un fútbol directo, sin pausas. Ellos sienten admiración por los jugadores españoles, pero no aceptan que les cambien su idiosincrasia. A nivel táctico han evolucionado muy poco. Tal vez Vialli, en el Chelsea, y Wenger, en el Arsenal, iniciaron una evolución que cada vez cuenta con más seguidores, aunque todavía hay equipos, como el Stoke, que practican un fútbol rupestre. En el fútbol inglés hay continuos cambios de posesión y su ritmo es agotador para un jugador español. Además ellos tienen muy interiorizado el concepto de ventaja territorial que procede del rugby. El suyo es un fútbol de fuerza y ahora se han percatado que necesitan entrenadores y ejecutivos para plasmar las ideas del fútbol español.