Van der Meyde abandonó por alcohol, drogas y problemas familiares

Andy Van der Meyde
El ex futbolista holandés se retiró hace dos años y, ahora, cuenta su dramática historia
Por Diario Gol
09/01/2013 22:00
Andy Van der Meyde (Arnhem, 30 de septiembre de 1979) se retiró del fútbol hace dos años. El ex futbolista holandés se vio forzado a dejar su último equipo, el PSV Eindhoven, después de haber pasado su vía crucis particular a causa de las drogas y la adicción alcohol.

Salido de la cantera del Ajax, donde coincidió con Zlatan Ibrahimovic o Wesley Sneijder, Van der Meyde empezó a despuntar en el club holandés, y después de un frustrante paso de dos años por el Inter de Milán, fue a parar al Everton, donde militó durante cuatro temporadas y media. Ahora, con 33 años, reconoce a la cadena británica BBC que se retiró de manera prematura, y se arrepiente de haber “echado a perder su carrera”.

Todo empezó en Milán

La falta de oportunidades en el Inter durante su segundo año le evocó a la noche, y los riesgos que esta conlleva. "Salía a beber y así no pensaba en fútbol", confiesa el holandés. El alcohol, las drogas y las infidelidades a su mujer, con la que tuvo una tormentosa relación, acabaron desquiciando a un prometedor talento: "Iba a casa a por ropa y le decía a mi mujer que estaba recuperándome en un hotel".

También las lesiones se cruzaron en su camino. Siempre que tenía problemas, los solucionaba de la misma manera: buscaba refugio en la noche. "Salía los viernes y los sábados y hacía cosas estúpidas", reconoce a la BBC. "Para mí era una manera de no pensar en mis problemas. Tenía dinero, podía comprar lo que quisiera y estar con las chicas que me apeteciera", confiesa.

Ilusiones rotas


Ello también llevó a pique su relación con su ex novia. Una chica exigente que estaba ilusionada con tener una cebra como mascota. "Le llamé y le dije que en Montecarlo sólo había apartamentos, por lo que no podría tener una cebra. Ella no aceptó y acabamos en Liverpool", explica Van der Meyde. Ese fue el motivo por el que rehusó ir al Mónaco para terminar viviendo en Liverpool y jugando en el Everton.

"Un futbolista puede hacer lo que quiera, tiene dinero y se siente Dios", es el resumen que hace Andy Van der Meyde sobre las sensaciones que pasaban por su cabeza en aquél entonces. Pensamientos que no supo controlar y que le apartaron de su mayor ilusión, el fútbol.
Enviar Imprimir Leer más tarde Enviar Corrección
comments powered by Disqus
Top del día
logo
QUIÉNES SOMOS
CONTACTAR
AVISO LEGAL
POLÍTICA DE COOKIES
MAPA WEB
DIARIOGOL EN SU WEB
BOLETÍN
Edita: EDICIONES DIGITALES DEL DEPORTE SL, Rambla Catalunya 98 7º 1ª 08008 Barcelona, Tel. 93 488 12 66, redaccion@diariogol.com