Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información
Buscador

Van der Meyde abandonó por alcohol, drogas y problemas familiares

Andy Van der Meyde
El ex futbolista holandés se retiró hace dos años y, ahora, cuenta su dramática historia
Por Diario Gol
09/01/2013 22:00
Andy Van der Meyde (Arnhem, 30 de septiembre de 1979) se retiró del fútbol hace dos años. El ex futbolista holandés se vio forzado a dejar su último equipo, el PSV Eindhoven, después de haber pasado su vía crucis particular a causa de las drogas y la adicción alcohol.

Salido de la cantera del Ajax, donde coincidió con Zlatan Ibrahimovic o Wesley Sneijder, Van der Meyde empezó a despuntar en el club holandés, y después de un frustrante paso de dos años por el Inter de Milán, fue a parar al Everton, donde militó durante cuatro temporadas y media. Ahora, con 33 años, reconoce a la cadena británica BBC que se retiró de manera prematura, y se arrepiente de haber “echado a perder su carrera”.

Todo empezó en Milán

La falta de oportunidades en el Inter durante su segundo año le evocó a la noche, y los riesgos que esta conlleva. "Salía a beber y así no pensaba en fútbol", confiesa el holandés. El alcohol, las drogas y las infidelidades a su mujer, con la que tuvo una tormentosa relación, acabaron desquiciando a un prometedor talento: "Iba a casa a por ropa y le decía a mi mujer que estaba recuperándome en un hotel".

También las lesiones se cruzaron en su camino. Siempre que tenía problemas, los solucionaba de la misma manera: buscaba refugio en la noche. "Salía los viernes y los sábados y hacía cosas estúpidas", reconoce a la BBC. "Para mí era una manera de no pensar en mis problemas. Tenía dinero, podía comprar lo que quisiera y estar con las chicas que me apeteciera", confiesa.

Ilusiones rotas


Ello también llevó a pique su relación con su ex novia. Una chica exigente que estaba ilusionada con tener una cebra como mascota. "Le llamé y le dije que en Montecarlo sólo había apartamentos, por lo que no podría tener una cebra. Ella no aceptó y acabamos en Liverpool", explica Van der Meyde. Ese fue el motivo por el que rehusó ir al Mónaco para terminar viviendo en Liverpool y jugando en el Everton.

"Un futbolista puede hacer lo que quiera, tiene dinero y se siente Dios", es el resumen que hace Andy Van der Meyde sobre las sensaciones que pasaban por su cabeza en aquél entonces. Pensamientos que no supo controlar y que le apartaron de su mayor ilusión, el fútbol.
  • 3 Comentarios
Enviar Imprimir Leer más tarde Enviar Corrección
Comentarios
* Campos obligatorios
Ranking
Top del día
Ranking
Ranking
Ranking
logo
QUIÉNES SOMOS
CONTACTAR
AVISO LEGAL
MAPA WEB
DIARIOGOL EN SU WEB
Edita: EDICIONES DIGITALES DEL DEPORTE SL, Rambla Catalunya 98 7º 1ª 08008 Barcelona, Tel. 93 488 12 66, redaccion@diariogol.com